Murió a causa de disparos de arma de fuego que recibió durante un acto en la ciudad de Nara. La Policía detuvo a un sospechoso en la escena del crimen. 

El ex primer ministro de Japón Shinzo Abe, de 67 años, murió tras ser atacado a tiros durante un acto de campaña electoral en la ciudad de Nara, en el centro del país, y un hombre fue detenido por el atentado, que despertó reacciones de pesar y conmoción en todo el mundo.

Un hombre de 41 años abrió fuego con un arma de fabricación casera contra el político por la espalda mientras pronunciaba al mediodía un discurso en la vereda, a la entrada de una estación de tren, un ataque que sorprendió a la nación donde el control de armas se encuentra entre los más estrictos del mundo y los niveles de violencia entre los más bajos.

Imágenes transmitidas por NHK muestran a Abe de pie cuando se escucha un estallido y se observa humo. Luego se puede ver cómo un hombre es inmovilizado por agentes de seguridad.

Abe, quien fue el líder con más años de servicio en Japón cuando renunció en 2020, se desplomó mientras sangraba, antes de ser trasladado en avión a un hospital cercano en Nara, pese a que ya no respiraba y su corazón se había detenido.

Más tarde fue declarado muerto después de recibir transfusiones de sangre masivas, informaron las autoridades.

“Estaba sangrando profusamente y no pudimos salvarle la vida”, dijo Hidetada Fukushima, director de urgencias en el hospital, que explicó en una rueda de prensa televisada que el ex primer ministro “había recibido graves heridas en el cuello y el corazón”.

La policía de Nara arrestó a Tetsuya Yamagami, un hombre de 41 años, exintegrante de la marina de Japón y autor confeso del crimen, y aseguró que el agresor usó un arma casera, de unos 40 centímetros de largo.

En un posterior allanamiento a su casa fueron confiscadas varias armas similares y su computadora personal.

Según la policía, Yamagami respondió con calma a las preguntas y admitió haber atacado a Abe, argumentando que los planes de asesinarlo se fundaban en sospechas sobre la conexión del exlíder con una organización que la policía no identificó.

Imágenes del momento del crimen distribuidas por la cadena televisiva NHK Japón permiten ver dos cañones envueltos en cinta adhesiva negra.

El actual jefe de gobierno, Fumio Kishida, abandonó la campaña electoral y viajó a Tokio en helicóptero a la vez que califcó de “acto barbárico” al ataque y sostuvo que era “absolutamente imperdonable”.

La vida de Abe

Nacido el 21 de septiembre de 1954, Abe fue líder del Partido Liberal Democrático (PLD) y primer ministro de Japón de 2006 a 2007 y de 2012 a 2020.

Su primer período fue turbulento, acosado por escándalos y disputas, y terminó con su abrupta dimisión un año después.

Inicialmente dijo que renunciaba por motivos políticos pero luego admitió que sufría de un problema de salud, que fue diagnosticado como colitis ulcerosa y requirió meses de tratamiento que pudo superar gracias a un nuevo medicamento.

Se postuló nuevamente y volvió a la jefatura de gobierno en diciembre de 2012, cuando puso fin a un período turbulento en el que los primeros ministros se sucedían a un ritmo de hasta uno por año.